cabecera_showroom

Showroom

 

Hemos creado un nuevo punto de encuentro  –  Meeting Point  by Lyric  –  a fin de que todos aquellos aficionados que deseen degustar alguno de nuestros productos de Alta Gama puedan materializarlo sin ningún compromiso por su parte.

meeting-point

Estamos ante un nuevo proyecto que servirá de apoyo a las tiendas que carecen de los productos más novedosos u onerosos y no pueden, en consecuencia, exponerlos y demostrárselos a sus clientes.

Disponemos de dos salas: la primera de unos  25 metros cuadrados acondicionada con unas características muy similares a lo que pudiera ser una habitación de un aficionado, a la High End que pretende conseguir el mejor sonido para su deleite,  y otra de unos 50 metros cuadrados, más amplia, de exposición de distintos aparatos a fin de conseguir el deleite visual de nuestros visitantes.

Para su comodidad abrimos sábados y domingos

Si deseas ampliar información, dirigirse al  teléfono  979 03 17 70 o a nuestra Red de Distribuidores.


Scansonic MB 2.5

La vuelta a los orígenes

Scansonic MB 2.5

Las últimas palabras al morir de Gustav Mahler fueron: “Mozart “. Un genio obsesionado y abrumado por lo que constituiría su peculiar modo de entender el mensaje musical, del que afirmada deber ser grande como el mundo.

Estas son primeras impresiones que acuden a nuestra cabeza al escuchar las Scansonic MB 2.5. Cajas concebidas para asimilar lo grande, lo noble y lo notable.

Hay quien opina que, hermanas de las afamadas Raidho y creadas por el mismo equipo de ingenieros, comparten los genes de estas danesas que aspiran a colocarse como número uno en este amplio y complejo mundo de la High End.

A tal efecto dispusimos del siguiente conjunto:

  • Plato Acoustic Signature Storm con brazo SME 309 y cápsula Clearaudio.
  • Preamplificador McIntosh C 2500 procesando la señal y el phono.
  • Etapa Pass Labs X 250.5
  • Cables HiDiamond ( una revelación )

Dotada de dos woofers y un tweeter de cinta, se manifiestan estilizadas y fáciles de ubicar con un corte moderno y futurista ofrecen un sonido amplio y elegante, que pasamos a describir.

Empezamos por un Dire Straits, música fácil de ejecutar y de excelsa belleza. Las Scansonic MB 2.5, hacen gala de un manejo de sus pentagramas y sus rasgados de guitarra de un modo ejemplar. Contundencia, espacialidad holográfica ejemplar y precisión en los timbres y las formas. El resultado resulta extremadamente amable y creíble. Se aprecia una especial densidad en los desarrollos musicales como pocas veces hemos podido apreciar en este grupo.

Un Dark Side of the Moon de Pink Floyd con una contundencia y cuerpo poco habitual. En momentos como el presente es cuando comprendemos bien la diferencia entre la Hifi y la High End. Una grabación rica y sólida como pocas veces hemos escuchado. La holografía se manifiesta extraordinaria colocando a cada instrumento en su lugar exacto, acompañado – rara avis – de sus ricos matices. Si tenemos presente el tamaño de la Scansonic MB 2.5 el resultado se manifiesta sorprendente.

Como ya apuntamos, estamos ante unas columnas estilizadas que ocupan poco en un salón convencional, pero ante los buenos resultados obtenidos hasta el momento, decidimos someterla a una prueba de fuego: El quinto concierto de piano de Beethoven.

Efectivamente nuestra intuición no nos engañó. El sonido que procura es fuerte y categórico, acorde a las notas del insigne músico de Bohn. Solidez y contundencia. Las Scansonic no se “arrugan“· ante los firmes y sólidos acordes del primer movimiento del concierto, todo unido con la elegancia y galanura del mismo.

Los metales se manifiestan frescos y el piano ejemplar todo ello arropado bajo la gran orquesta y el ciclópeo desarrollo que este primer tiempo precisa.

Después de la tormenta del primer movimiento acontece el segundo movimiento donde los violines muestran delicadeza y sutileza antes de que el piano entre suave y delicado con un mensaje aristocrático y gentil.

Una vez más colocar una medalla a Beethoven por esta insigne obra que bajos los auspicios de las Scansonic MB 2.5 se nos muestra pletórico y aristocrático con un grado de realismo extraordinario, asombroso y maravilloso.

Penetramos finalmente, y cono no podía ser de otro modo, en el complejo mundo wagneriano con la firme intención de someter a estas frágiles Scansonic MB 2.5 a los pentagramas más complejos y a las escenas más arduas que la historia de la música ha sido capaz de crear. La sensación de credibilidad y contundencias en las escenas del ciclo del Anillo de los Nibelungos ha resultado plenamente convincente. Todo un reto generosamente superado por las cajas danesas con un timbre elegante y recreación espacial maravillosa.

En resumen nos encontramos ante un producto de elegante consecución que participa con ciertas similitudes con las afamadas Raidho, ya que han sido creadas por el mismo equipo de ingenieros. Fáciles de ubicar ofrecen un sonido con un grado de realismo difícil de superar y una tímbrica exquisita todo ello bajo un común denominador de un precio insuperable.


Jelco 750 B

Una ventana abierta al sol radiante

Jelco 750 BConformar un sistema analógico de altas prestaciones, hoy por hoy, resulta oneroso. Plato, brazo, cápsula sumados conforman una cifra, en ocasiones, difícilmente asumibles.

No obstante, si pretendemos conseguir un conjunto que nos abra la ventana a la satisfacción con mayúsculas – nos atrevemos a afirmar- que resulta el único camino viable que nos conduzca a una situación creíble, máxime cuando nos desenvolvemos  bajo los parámetros de la música denominada clásica se escribe en parámetros analógicos. Resulta extremadamente difícil, digerir un gran concierto beethoveniano, o una ópera wagneriana sino es bajo los auspicios de estos  valores exentos de “unos y ceros “.

Los increíbles brazos Jelco, llegados del país del sol naciente  – Japón – constituyen todo un reto de relación calidad precio.  Dotados de un excelso acabado, ofrecen una musicalidad sorprendente y maravillosa. Los pentagramas analógicos fluyen de un modo espontáneo y natural. Su arquitecta se manifiesta incuestionablemente perfecta: todos los ajustes propios de un brazo de altas prestaciones se manifiestan claras y sencillas en extremo de modo que nos permite dejar el brazo “clavado” para iniciar su trabajo.

A tal efecto queremos manifestar que la combinación de uno de estos brazos con un plato de alta calidad, y no necesariamente prohibitivo, conformarán  un conjunto que nos producirá el máximo placer musical, sin necesidad de invertir en ello una fortuna.

Desde estas líneas, y en un futuro próximo, propondremos diversas combinaciones con  las que alcanzar el nirvana musical sin tener que arruinarnos en el intento.


ProAc D 48 R

La solemnidad del directo

ProAc D 48 R

Después de someter a los correspondientes rodajes de amplificadores como cajas conformamos el siguiente conjunto:

  • Plato Clearaudio + Brazo Jelco + Benz Micro
  • Phono McIntosh MP 100
  • Jadis integrado I 50
  • ProAc D 48 R

Como resulta ya habitual para nosotros,  iniciamos las pruebas con música denominada ligera: Carpenters, Pink Floyd, que se manifiestan pletóricos y con una inmensa emoción. No obstante, enseguida, percibimos que estas ProAC D 48 R pueden digerir músicas más completas sin ningún atisbo de resistencia.

A tal efecto, una vez más, nos adentramos en los complejos y arduos pentagramas de los grandes genios de la música clásica con mayúsculas.

A partir de aquí, iniciamos nuestra prueba, con mayúsculas, sometiendo al conjunto a los espinosos desarrollos musicales de un Beethoven pletórico en su ciclópeo concierto nº 5 de piano, donde se explora las sonoridades más descomunales de una orquesta plena y una dificultad, en cuanto a extensión y límites del instrumento, máxima . Los resultados no han podido acaecer de mejor modo y manera. La credibilidad del directo solemne supera la ficción para imbuirnos en la sala de conciertos con formidable aplomo.  El genio alemán con guante de seda y mano de hierro exprime las máximas exigencias de los instrumentos  de su época bajo los auspicios de esta feliz combinación con una compostura gigantesca.

Transcurrida la feliz experiencia de un genio de la talla de Beethoven, no nos cabía ya más remedio que penetrar en la magia y los intrincados pentagramas del, quizá más grande  músico de la historia, Richard Wagner.

Nadie, como el genio  de Bayreuth, ha conseguido explotar las posibilidades de una gran orquesta en la que los metales quedan al nivel que las cuerdas y todo ello aderezado por una integridad y fuerza de las voces intentando, y consiguiendo, el denominado “ arte total”.

No resulta fácil penetrar en el mundo wagneriano, pero cuando se consigue, cual “droga” dura, ya resulta imposible salir de él. La capacidad de Richard Wagner para sumergirnos en un universo completo y complejo a la vez  no tiene palabras para una posible clasificación dentro de la denominada música clásica. Su capacidad para aunar voces, con metales, cuerdas y desarrollo teatral le convierten en única, una auténtica cumbre de, como apuntábamos, difícil acceso pero inconmesurable de satisfacciones cuando se consigue.

Bajo los auspicios de las ProAc D 48 alimentadas de modo maravilloso por la mano firme del Jadis I 50 y la sonoridad que únicamente el mundo analógico es capaz de proporcionar, la credibilidad de la realidad wagneriana resulta creíble, fidedigna y verosímil.

Agradecer, desde estas líneas, a Mr Stewart Tyler creador de los proyectos ProAc su inmensa capacidad para captar la música tal y como resulta en el directo.  La máxima de la empresa reza con el epígrafe  “Absoluty Natural”.  Se puede decir más alto, pero no más claro.


ProAc DB3

La perfección greco-romana.

ProAc DB3Los griegos comentaban, hace ya siglos, en esta búsqueda permanente del  canon de la belleza y las proporciones,  del ser humano que la lindeza es la ausencia de imperfecciones. Quizá aquí radique ese poder hipnótico que ejerce esta magnífica caja de ProAc modelo DB 3

Las hemos escuchado con numerosas combinaciones. Jadis Orchestra Reference, Jadis I 50, Unison Research Sinfonía   bajo los auspicios de las denominadas electrónicas a válvulas y con Pass Labs y McIntosh con transistores y los resultados siempre se han conformado de igual modo: facilidad en la audición, ausencia de imperfecciones . El lema de la compañía británica reza “Perfectly Natural“.  En dos palabras creo que ProAc nos define lo que nos ofrece y lo que persigue

La hemos sometido a episodios de música ligera: Pink Floyd  y años setenta, a los que perfila de un modo soberbio comunicando la esencia de la música, sin predominio en ninguna degeneración o menoscabo de dificultades o situaciones estériles. El sonido se manifiesta sin mácula.

Nos adentramos en los pentagramas más difíciles y comprometidos cual son los ofrecidos por la, mal llamada, música clásica. El concierto nº 5 de un Beethoven pletórico de talento se manifiesta impresionante. La sensación del directo  acude rápidamente a nuestra percepción sensorial. Como objetó Mozart al  todopoderoso rey Federico II de Prusia: “majestad ¿por qué dice esto? en esta obra no sobra ni falta ninguna nota”.

En definitiva desde estas líneas, instamos al aficionado a escuchar estos monitores  a los que no encontrará  benignidades porque todos ellos se aúnan en un indisoluble modo común de cómo la música ha de sonar.


Aavik U-300

“Aavik U-300  ¿ Pertenece a lo terrenal ?”

Aavik U300Tiempo atrás, el Sr. Francisco se comprometió a compartir conmigo la prueba del integrado  de Aavik U 300  y  así ha sido.

Me ha cedido el honor de proceder con el desembalaje de este “ bomboncito”.

IMPRESIONANTE.  Viene contenido en un maletín a medida que sirve como protector y elemento de transporte. Sencillamente deslumbrante. Posee un  diseño exquisito que marca la diferencia. Tres botones, un gran mando giratorio y  varios grupos de leds son suficientes para controlar esta “bestia” y  sus nueve entradas, cinco digitales y cuatro analógicas.

La duración de la prueba se ha limitado al “brujuleo” inicial. Su puesta en marcha y a la conexión vía USB a un PC con Windows 10, previa la instalación de los Drivers que facilita la firma danesa en su web .

¡ Funcionamiento correcto al primer intento !

Después de una hora de funcionamiento, el aparato no muestra el más mínimo  rastro de calentamiento  (¡podría utilizarse para mantener fresco el caviar!).  De ello es responsable el sistema de trabajo en clase “D” con sus trescientos vatios a 8 ohmios y  seiscientos vatios a 4 ohmios.

De las cualidades sonoras no creo que pueda hablar debido al corto espacio de tiempo que he tenido el privilegio de codearme con el  U-300, aunque puedo anticipar que a poco que mejore con el rodaje , obtendrá de un 10,5 sobre un máximo de 10.

Espero poder realizar en el ShowRoom de Lyric Audio una audición más amplia para constatar la primera impresión.

Gracias Francisco.


Raidho C 1.1

“La diferencia entre lo bueno y lo superior”

Raidho C 1.1En numerosas ocasiones mencionamos, dentro del mundillo de  la High End, la relación calidad precio como  un propósito bueno y loable.

En otras ocasiones, aludimos, únicamente,  la calidad intrínseca del producto que pretendemos evaluar.

Ante las aclamadas Raidho modelo  C 1.1 solo cabe pensar en la segunda opción. El fabricante  danés únicamente busca la excelencia en el sonido sin atajar y frenar  en los gastos que ello pueda devengar. Calidad de materiales de primera categoría, cable interno de plata Ansuz, filtro de extremada y elaborada complejidad, todo ello bajo el  pábulo y el interés de conseguir el mejor sonido posible.

Lo cierto es que enfrentarse a unas cajas de este nivel, al menos, desconcierta. El grado de información, los graves, la escena sonora, entre otras cosas, se engendran de un modo tan diferente a lo habitual que, como apuntábamos, desconcierta y sorprende.

El grave se manifiesta muy contundente, firme y  presente. Cuando se ejecuta una buena grabación, en este sentido, los resultados obtenidos son colosales y extraordinarios.

Las frecuencias medias se manifiestan como una auténtica delicia rodeadas de una gran microinformación, de modo que, rápidamente, detectamos encontrarnos ante una respuesta fuera de lo habitual.

El agudo resulta cristalino y extenso, con un grado de sedosidad casi milagroso. El tweeter de ribon, sin duda, procura en  combinación con un diseño de filtro magistral un resultado al que estamos poco acostumbrados por su belleza y perfección.

Nos ha causado una sensación muy excitante la gran coherencia que administra en su balance tonal general así como en  el corte entre las vías. Todo parece emerger de una gran aureola creada, con una enorme holografía, hasta el punto de que la atmósfera creada resulta absolutamente singular.

En definitiva, nos encontramos ante un monitor, no accesible para la mayoría de los aficionados por su  oneroso costo, pero que todos quisiéramos disfrutar en nuestros hogares.

Apostillar, y finalizar,  manifestando que el rodaje de la Raidho C 1.1 se declara como una premisa fundamental y que no podemos obviar.


Jadis Orchestra Reference

“Escribir en mayúsculas con letra pequeña”

Jadis Orchestra ReferenceUna vez más, no deja de sorprendernos este pequeño made in chez  Jadis.

Pequeño de tamaño, con un precio muy contenido, y sus modestos cuarenta vatios  – eso sí  – revestido de galanura y elegancia por los cuatro costados.

En esta ocasión lo dispusimos con unas, también modestas, Opera Prima y el resultado final nos hace pensar, una vez más, hasta qué punto se puede ir más allá. Lo decimos más como melómanos que como audiófilos. A nivel de amante de la música en su estado puro, este Jadis Orchestra Reference disfruta de todos los atributos necesarios para encandilar, cuando no fascinar, al aficionado que se deleita con sus grabaciones predilectas.

El grave resulta contundente. Excepcional para un amplificador de válvulas en general y de una franja de precios de este calibre. Rotundo e irreprochable penetra en los pentagramas de un Pink Floyd con firmeza y energía inusual.

La pletórica información en las frecuencias medias le convierten en un “partner” del cual resulta difícil alejarse. Las voces y los instrumentos de cuerda resultan halagadores y agradables en extremo.

Los agudos cristalinos y esmaltados, redondean un conjunto que se nos antoja como difícil de batir.

Todo ello ultimado con una perfecta holografía que  recrea un ambiente amable en extremo, al tiempo que afable y acogedora.

Concebido para disfrutar  de la música , este pequeño Jadis Orchestra Reference es capaz de escribir con letras mayúsculas todo un discurso musical con un pequeño presupuesto, todo ello aderezado con una belleza en sus remates físicos extraordinarios y sorprendentes.

El culto a Jadis perdura en el tiempo.


Shelter 9000

“La aristocracia”

Shelter 9000

Desenvolver esta prenda que nos llega de Japón, nos evidencia que es una joya mecanizada con mimo y con detalle de una manera auténticamente artesanal y con la extremada devoción que solo los orientales saben procurar.

Después de someter a la Shelter 9000 a un rodaje de unas cien horas en nuestro Show Room nos disponemos a una escucha tranquila y atenta.

La primera sensación que nos aborda es la de cinta de bobina. Si hay algo que suene mejor que un vinilo son las cintas de bobina, lamentablemente olvidadas, pero que otorgaban un sonido incuestionable en cuanto a calidad y proximidad. La facilidad con la que el discurso musical se va desarrollando se nos manifiesta sorprendente, con una suavidad inusual y una riqueza de armónicos ilimitados.

La extremada microinformación y la excelente holografía constituyen otro de sus grandes atributos.

Empero nos encontramos ante una creación de una filosofía que no nos induce a hablar de propiedades particulares sino de musicalidad en general.

No obstante, si algo distingue a la Shelter 9000 es la excelsa elegancia y suprema distinción en el discurso musical, todo ello aderezado por un estipendio sin precedentes.

La más pura aristocracia al servicio del melómano que ama sus discos y la música.


Cable de altavoces Diamond 3

“Los diamantes son para siempre”

HiDiamond 3

Hemos sometido a diferentes pruebas estos cables, de origen italiano, cuya nomenclatura evoca la propuesta de un producto de calidad: HiDiamonds.

Hemos querido evaluar, en nuestro Show Room, un modelo que se manifiesta muy asequible y con un acabado magnífico – como es habitual en la firma.

El modelo de altavoz Diamond 3 dispone de un precio muy comedido y un espléndido remate físico y sobre él pretendemos dejar cuatro notas de interés para el usuario.

La realidad sonora resulta formidablemente transparente y pura. La patente de refinar el cobre cuatro veces, sin duda, manifiesta sus ilaciones.

Dulzura y suavidad constituyen otro de sus grandes atributos. Todo un placer para el oído que se siente cómodo y placentero ante la imagen musical.

Todo ello aderezado con una soberbia holografía que abre la imagen y posiciona cada instrumento en su lugar preciso crean un modelo, como manifestábamos al inicio, prácticamente insuperable en cuanto relación calidad, acabado y precio.


Cable de red Ansuz Diamond

“Del escepticismo al aterrizaje forzoso”

Ansuz DiamondDe algún modo u otro, debemos de confesar que siempre hemos sido, un tanto, escépticos en el tema de los cables de red .
Siempre – esto sí – hemos pensado que un aparato de música de la entidad que fuere precisa de un buen cable de red eléctrico. Los suministrados por el fabricante constituyen modelos normales – más bien ordinarios- con los que se cumple con la normativa de la CE ( “Todo electrodoméstico debe de llegar al cliente acompañado de los cables necesarios para su funcionamiento” ) . En definitiva implantan cables de cinco o seis euros para obtener el correspondiente certificado, pero que no obedecen a unas mínimas exigencias desde el punto de vista audiófilo.

En definitiva, consideramos indispensable colocar un buen cable de red a cualquier aparato musical de los que hacemos uso.

Atlas dispone de unos cables estupendos, a tal efecto, por un precio moderado. Clearaudio, igualmente, ubica un excelente cable, doblemente apantallado, con hilos de cobre de alta pureza y de un grosor de 4 mm. Ambos aderezados con un precio realista y accesible.

Cuando probamos, por primera vez, los cables de red eléctrica de Ansuz del modelo Diamond y cuyo precio alcanza la insólita- cuando no arrogante- cifra de cuatro ceros nos parecieron extraordinarios pero nunca justificables desde el punto de vista pecuniario.

La cuestión de base radica que, sin prestarle demasiado interés e incentivo, los Ansuz han progresado en su rodaje del día a día, y actualmente, después de transcurrido un tiempo de unas doscientas horas, hemos de constatar y afirmar que el encanto, el embrujo y la seducción que procuran en este momento se convierten en “ indispensables”.

Del escepticismo nos hemos desplazado a la obvia realidad en el contexto y debemos de admitir que – aunque parezca obsceno – lo valen.

Hemos realizado numerosas y profusas combinaciones. A tal efecto, a nosotros, que nos gusta la heterodoxia en nuestras pruebas y la ortodoxia en la configuración de un equipo para el usuario final, hemos dispuesto, por último, un hermoso integrado Unison Research Sinfonía combinado con las cajas danesas Scansonic MB 1 – modelo sorprendente por su tasación – comprobando que el cable de red Ansuz Diamond transfigura esta comedida y discreta combinación en algo sublime y glorioso.

Sin duda, el mundo de la High End extrema, no deja de sorprendernos, aún después de muchos años con productos auténticamente prodigiosos, cuando no asombrosos e inesperados.

 

 


Ansuz cables

“La importancia de llamarse Ansuz “

Cables AnsuzDurante estos días hemos contrastado y testado los cables de Ansuz tanto en red eléctrica, como la regleta distribuidora, así como algún modelo XLR y altavoz.

Debemos pensar, en un principio, que el aficionado puedo invertir toda una pequeña fortuna en estos modelos que causan asombro ante los precios de los mismos.

La realidad y escenario se ha manifestado difícil de digerir y sobrellevar. Los diferentes modelos – lo avanzamos- valen lo que cuestan si consideramos el aporte que conllevan a nuestro sistema de High End.

Apreciamos, de modo inmediato, que la tasa de distorsión proyectada por los mismos se reduce a unos mínimos nunca apreciados hasta el momento. La música fluye con una facilidad prodigiosa con caracteres casi mágicos.

La holografía supera todo lo conocido hasta el momento. Las voces, los instrumentos y toda la recreación espacial flota en el aire de tal modo que resulta imposible localizar los altavoces utilizados – en este caso unos Raidho D 1.1.

La microinformación supera, de igual modo, todo lo conocido hasta el momento. La recreación del microdetalle alcanza unas cuotas inauditas en las que nunca habíamos penetrado.

Atribuir adjetivos que definan la situación a esta feliz y radiante experiencia resulta casi imposible.

Nos parece oportuno añadir y recalcar que en Dinamarca se ha fraguado un tándem en el que electrónica Aavik fusionada con las cajas Raidho y todo ello aderezado con los cables Ansuz provienen del mismo fabricante. La conjunción de estos tres elementos pueden desbancar la cuenta corriente de cualquier aficionado pero los resultados obtenidos no le van a dejar apático o inmutable.

La más pura aristocracia al servicio de la música.


McIntosh C 1000 C + C 1000 T

“Sangre azul”

McIntosh C 1000 C + C 1000 TPocos protagonistas e ídolos pueden presumir de transportar en sus genes la auténtica sangre azul. McIntosh constituye uno de estos ilustres nombres que figura en tan exigua y reducida lista.

Los desarrollos de la firma de New York siempre han aspirado a otorgar al oyente un máximo de placer y delectación. Siempre han buscado al melómano hedonista que entiende más de pentagramas y acordes que de cifras y guarismos.

A tal efecto, McIntosh siempre ha ofrecido y brindado números extraordinarios, ejemplares y con cuotas de difícil alcance, pero nunca ha constituido ésta su meta final. Sus maravillosos y portentosos diseños penetran en un mundo más allá: la búsqueda de un sonido auténticamente orgánico y armónico, en aras a procurar a sus devotos seguidores –que se perpetúan durante generaciones – la compenetración y coordinación con la esencia de música misma.

Esta realidad, no siempre ha sido digerida o asimilada con la entidad que reclama y requiere, por la comunidad de audiófilos sumergidos en una guerra de números, grabaciones especiales y situaciones diversas creadas per sé.

McIntosh realmente alcanza sus máximas cuotas de devoción, cuando no servidumbre, con aquellos aficionados que asisten regularmente a los conciertos en directo. Que conocen la mágica e irrepetible atmósfera del evento musical dotado de un aura mágica e irrepetible.

Una vez más, la atenta y complaciente audición del previo C 1000 nos manifiesta estos difíciles atributos que separan lo excelso y perfecto de lo divino.


Pass Labs XA 30.5

“Precisión y elegancia”

Pass Labs XA 30Pocas marcas, como Pass Labs, se han fraguado un cúmulo de laudos y premios internacionales   a lo largo de este último cuarto de siglo.

Varios periodistas del sector utilizan la firma de california para evaluar todos los productos que pasan por sus manos y afirman que existen electrónicas más onerosas pero no mejores. La relación calidad precio se manifiesta extraordinaria y la calidad, en términos absolutos, igualmente fabulosa e insólita.

Destaca la velocidad y soltura con los que gobierna los pentagramas, dotando al desarrollo musical de una elevada y ennoblecida credibilidad. Todo fluye, todo mana y todo brota con suma facilidad y pericia bajo los auspicios de la Pass Labs XA 30.5.

La recreación espacial supera, con mucho, los límites habituales de muchos fabricantes, brindando una escena, tanto en lo profundo como lo alto, de difícil y ardua consecución.

No obstante, si algo debiéramos de subrayar estaría en la belleza de las voces y los timbres posicionándola como un elemento amable y acogedor de la cual las notas musicales se prodigan con hermosura y gallardía.

Nos cabe añadir, que  la Pass Labs XA 30.5,  en particular, ha sido todo un objeto de culto para muchos aficionados que la han considerado como la joya de la corona de las etapas de potencia del mercado internacional.

Por nuestra parte, la hemos asociado a unas cajas de Unison Research MAX 1, con 94 db, con excelentes resultados y, asimismo, con las Raidho XT 1 con una sensibilidad más comprometida y en ambos casos el resultado ha constituido toda una belleza y fuente de emociones.

Ha sido un placer capaz de seducir al aficionado más hedonista.


Raidho XT 1

“Pequeño gladiador”

Raidho XT1Al igual que el pequeño gladiador que se ve inmerso en el gran circo romano a fin de combatir contra  sus rivales, aparentemente, más poderosos, la Raidho XT 1 se posiciona en escena.

Alimentadas por el previo y etapa de Aavik, el poderío manifestado desde un primer momento no deja lugar a dudas que nos encontramos ante un desarrollo acústico sin parangón.

Los graves contundentes y profundos. Con una energía inusual para una caja acústica de este tamaño y forma que nunca duda en enfrentarse a modelos de muchos más litros con una sagacidad y lucidez formidables.

La recreación espacial ronda lo infinito. La Raidho no solo propaga su sonido, con una holografía perfecta.  No solo  desaparece totalmente del escenario para confrontarnos ante un escenario difícil de percibir con una fuerza y control inaudito y difícilmente concebible.

Los agudos magníficos y de una nobleza difícil de alcanzar.

Como “gladiador” – como “Aquiles” –  manifiesta su punto flaco , su vulnerable talón. El necesario rodaje a fin de que la larva se transforme en sutil mariposa es largo y precisa de una buena electrónica.

Nunca habíamos experimentado unas sensaciones tan profundas con una calidad de sonido tan alto hasta que la pequeña Raidho XT 1 desenvainó su espada.

Concluir ¿Es cara? Rotundamente no.   Cuesta menos de lo que nos ofrece.

 


Unison Research Preludio

“ Una combinación muy ortodoxa”

Unison Research PreludioSomos -en ocasiones- amigos de realizar combinaciones poco ortodoxas a fin de percibir hasta dónde puede llegar un elemento de bajo coste alimentado con un dispositivo más oneroso.

En esta ocasión dispusimos de dos elementos de mismo rango y similares características. A tal fin conformamos un conjunto Unison Research – Opera . El modelo de válvulas Unison Research Preludio y las cajas acústicas Opera Prima.

En general, estamos convencidos que el tándem Unison Research – Opera constituye un conjunto difícil de igualar en relación calidad precio. Unison fabrica unos estupendos amplificadores, con una bella ejecución tanto interior como exterior y un sonido sorprendente. Así mismo las realización de Opera son difíciles de superar en cuanto a un notorio acabado y glorioso sonido.

La combinación ha resultado manifestarse perfecta bajo todos los puntos de vista.

El sonido ofrece una memorable holografía, posicionando cada instrumento en su lugar y dotando al conjunto de una atmósfera de difícil consecución.

La sinergia resulta perfecta, mostrando una resolución y belleza tímbrica difícilmente superable.

El mundo de las válvulas ofrece un sonido contundente, al tiempo que amable que nuestros oídos “digieren” con especial facilidad y delicadeza .

Si algo debiéramos destacar de esta feliz combinación es la pasión por la música de la que el fabricante italiano elabora gala y festeja. Resulta todo un placer dejarse llevar por las bellas armonías y acordes generados.

Musicalidad y armonía unidas a elegancia y distinción nos procuran una experiencia inolvidable.


Scansonic MB1

“Cuando se desencadena la tormenta”

Scansonic MB1Las últimas pruebas que hemos realizado en el Show Room han sido protagonizadas por el increíble monitor Scansonic MB 1.

Iniciamos la andadura con música denominada  ligera , Pink Floyd , Carpenters, Bob Dylan y otros artistas de corte fácil y  sencilla hechura.

El sonido procurado muy agradecido. Unos graves contundentes, unos medios ricos y una holografía perfecta. Cada instrumento se manifiesta en su lugar con una enorme facilidad y una tímbrica intachable.

No obstante, enseguida percibimos que la Scansonic MB 1 es capaz de digerir músicas más complejas sin “arrugarse” .  A tal efecto y sin más perífrasis nos adentramos en el mágico y complejo desarrollo  wagneriano .

Bajo los auspicios de los difíciles compases y pentagramas de la música de Richard Wagner es donde este pequeño monitor eroga su sonido a sus anchas. Digiere con facilidad las escabrosas armonías y los sólidos acordes del genio alemán.

Resulta asombroso lo que este monitor puede urdir . Tal y como hemos apuntado, desde lo más sencillo hasta  lo más complejo, resulta “ aprobado “ y con una nota muy alta .

Jadis Defy 7

“León en cuerpo de león”

Jadis Defy 7En esta ocasión propusimos una combinación “ortodoxa”.  La etapa de Jadis Defy 7 combinada con las cajas de Opera Grand Callas con sus 90 kilos de ebanistería. Ambas de similar categoría y que se nos antoja como una sinergia perfecta.

La etapa -con sus cien vatios en pura clase A y 6 válvulas KT 88 por cada canal-  exprime de la Opera Grand Callas lo mejor que este sublime altavoz es capaz de erogar.

Los graves profundos y contundentes. Algo poco habitual en electrónicas a válvulas, pero que la Defy procura y manifiesta con pasmosa y formidable facilidad. Los medios -ahí está el fuerte del conjunto- se ofrecen con una fenomenal suavidad y exquisito terciopelo. Los instrumentos de cuerda resultan todo un placer -cuando no sensualidad- para nuestros oídos. Las voces, igualmente, perfectas al tiempo que bellas y preciosas. Los agudos cristalinos y abiertos ofreciendo, con la combinación de tweeters que incorpora la Opera Gran Callas, una extraordinaria holografía.

Lo más significativo radica en que el conjunto, literalmente desaparece, y consigue adentrarse en la magia del concierto en directo.

Un pleno al diez. Jadis es Jadis y su culto, en todas las partes del mundo, permanece plenamente justificado.


Opera Mezza II

“León en cuerpo de ratón”

Opera Mezza IIHace ya mucho tiempo que estamos firmemente convencidos que la mejor relación calidad precio que puede ofrecer el mercado, a fecha actual, resulta constituirse en el tándem:

Unison Research
Opera Loudspeakers

En esta ocasión, intentamos observar hasta dónde puede llegar una Opera de los modelos básicos denominada Mezza II.

A tal fin, configuramos un sistema McIntosh en preamplificador y la toda poderosa etapa de Jadis Defy 7  con sus  100 vatios en pura clase A

Los resultados nos han dejado estupefactos y atónitos.

La pequeña Mezza, cual Ratón en piel de León, se crece hasta un punto  que es capaz de llenar con holgura y gran desahogo una estancia de  25 mts. Brinda un sonido amplio, con cuerpo  y resolución y una tremenda holografía. Las cajas estrictamente desaparecen.

El grave se manifiesta prodigioso e inaudito.  Nos resulta impensable concebir tal profundidad en las frecuencias procediendo de un mini monitor cual es la pequeña Opera Mezza II.

Los medios altamente refinados y afinados cautivan en extremo. Quizá constituye el “ plato  fuerte” de este monitor .

Los agudos extensos, sin recortes ofreciendo una holografía difícil de asimilar con la vista lo que nos brinda el oído.

En definitiva, estamos una vez más en un Ratón en cuerpo de León, como –quizás- solamente Opera sabe producir .


Unison Research Simply Two Aniversary

“Brindar con champagne”

Unison Research Simply Two AniversaryHemos apelado al placer de escuchar este soberbio amplificador con las cajas de Unison Research MAX 1, con la convicción de que el sonido erogado alcanzaría cuotas de alta excelencia.

No nos hemos equivocado.   El sonido es poderoso, muy abierto y con una exquisita tímbrica.  La sensación de directo se manifiesta admirable y portentosa.

Estamos hablando de un amplificador dotado de  12 vatios / canal  y unas cajas acústicas de 94 db, lo cuales, procediendo ambos de la misma factoría  Unison Research,  el éxito le teníamos asegurado.

La perplejidad surgió cuando enfrentamos este pequeño amplificador a unas soberbias Rogers LS3/5A  de  82 db.  En principio apostábamos por un conjunto que físicamente no funcionaría debido a la diversidad de los números sensibilidad/ potencia.

La realidad ha sido muy distinta.  La exquisita Rogers, sin brindarnos el rotundo grave de las Unison Research MAX 1, nos  ha procurado un sonido exquisito, elegante, delicado  y extremadamente correcto.

Ha constituido todo un placer tal dispar enfrentamiento con unos resultados tan suculentos.


Jadis JA 120

“Fuerza y Honor”

Jadis JA 120¿Quién dijo que las electrónicas a válvulas tienen un sonido blando, “caramelo”, y sin dinámica?  Desde estas líneas le invitamos a escuchar las etapas monofónicas JA 120.

Las características que definen a estos bellos – y pesados, al tiempo que grandes – ejemplares se caracteriza por fuerza a raudales y enorme presencia en el sonido.

Con una extraordinaria holografía son capaces de posicionar cada instrumento en su lugar y hacer desaparecer la orquesta hasta tal punto de crear una sensación ambiental difícil de definir .

La microinformación también destaca ante un conjunto de válvulas como el presente. Detalle en extremo con sumo refinamiento y armonía en las voces y los instrumentos.

Podemos asegurar que se pueden constituir con un conjunto definitivo para cualquier audiófilo – versus melómano- que pretenda conseguir un estupendo sonido doméstico sin dañar demasiado la cartera.

Ha constituido un auténtico placer escuchar tan bella obra de orfebrería.


Previo Aavik C 300 + etapa Aavik P 300

“Máxima excelencia”

Previo Aavik C 300 + etapa Aavik P 300Muchos son los años que, dentro de nuestra profesión, llevamos escuchando configuraciones de muy alta gama.

Aavik, hemos de pensar, que dispone de unos precios estratosféricos.  La pregunta que debemos de formularnos es si la calidad de sonido se corresponde con tan oneroso producto.  La respuesta, después de varios días de audición, resulta bien clara: un sí rotundo.

Al natural se manifiesta como un producto de hechura sobresaliente, acorde a sus precios, con unos mecanizados y acabados de auténtico “fuera de parámetros” .

La capacidad holográfica de este conjunto resulta apabullante conjuntado con una exquisita micro-información y una belleza en los timbres excepcional.

Se defiende igualmente con música clásica, como con jazz  o música rock. Cualquier tipo de música es asimilado y  procesado con una facilidad  asombrosa, cuando no prodigiosa.

Afortunadamente hemos conseguido combinaciones, menos dispendiosas, que rozan las cualidades de Aavik  y podemos afirmar que mediante otras sinergias el aficionado puede aspirar a escuchar su música favorita con la máxima elegancia.


Unison Research MAX 1

“La Opera en directo”

Unison Research MAX 1Bajo los auspicios de la reconocida empresa Unison Research, la nueva MAX  1 ve la luz. Estamos ante un prodigio de sonido, utilizando el alto rendimiento para configurar y explotar todas las posibilidades que las electrónicas de válvulas de la firma transalpina desarrolla y que tantas valoraciones positivas han recibido.

Si quisiéramos definir, en pocas palabras, la música que ofrecen sería inmediatez del concierto en vivo. Con un sonido sedoso, muy agradable al oído y una holografía excepcional, las MAX  1 fraguan una adorable música que flota en el aire con fuerza y presencia.

Cabe, asimismo, mencionar la tremenda microinformación que manifiestan con una facilidad formidable. En definitiva, estamos ante un producto que supera de largo su precio y puede constituir toda una referencia para el aficionado más exigente que busca la realidad y el contexto de la música en directo.